Una mezcla de Liza Minnelli y Carrie

Archivo para la Categoría "Audiencia Adulta"

Inserción de la serie en la sociedad

Podemos plantear dos ejes en los que se basa el mecanismo de inserción: el enganche para los adultos desde de los personajes de los profesores (y otros mayores) hasta la música de su juventud; y el enganche al público adolescente principalmente por la temática del high school actual, cruzado por las problemáticas vigentes de la juventud del siglo XXI. Básicamente se articulan estos dos ejes para una inclusión perfecta, desarrollándose en paralelo por momentos y totalmente homogeneizado por otros.

Los adultos ven el atractivo de primera mano con los temas musicales. Esta temporada està superpoblada de guiños a esa adolescencia añorada, a rememorar aquella época llena de proyectos y sueños, y poder ver hasta donde lo socialmente debido y la cotidianeidad los ha llevado. Podemos ver claras referencias a películas como Vaselina (Grease, Randal Kleiser, 1978), Fama (Fame, Alan Parker, 1980),

Flashdance (Adrian Lyne, 1983), Footloose (Herbert Ross, 1984) y la música de aquellos años. La crítica que refleja la serie en este caso, es a sacrificar el gusto personal, el deseo del placer por el arte, y tener que hacer las cosas por un beneficio y necesidad económica.

 

En el caso de los adolescentes, el producto está destinado al formato educacional americano, cosa que complica la identificación de este grupo etáreo en nuestra región, pero que a su vez, por grandes éxitos como High School Musical (Kenny Ortega, 2006) o Camp Rock (Matthew Diamond, 2009) -y sus correspondientes secuelas-, o las típicas películas de Disney relacionadas a la conflictiva de la edad hacen más fácil tenerlo presente y adecuarse a la historia. Presentando una variedad de personajes, y remarcando todos los tipos de problemática presente en la sociedad del momento, temas tabú como la sexualidad, la obesidad, la discriminación, y la necesidad permanente de hacerse notar para lograr una mayor popularidad.

 

De los programas televisivos que toma de referencia Glee sin necesidad de tener relacionado un grupo en especial, sino que en base a formato e ideas, es el reality show American Idol (2002 – presente), aprovechando la masividad y el éxito con el que se presentan en el medio, y al recordado también a Beverly Hills 90210 (1990 – 2000), recreando temáticas adolescentes más compleja y dramática, pero que aplican reformuladas para el momento. Si bien la única relación que tendría con American Idol sería la exposición permanente de performances musicales, la relacion es más directa con el estreno del primer capitulo, que fue a continuación de la emisión del reality, por ende queda en evidencia el tipo de publico al que estaba apuntado: el adolescente fanatizado -y fanatizable– que seguía el reality, y por defecto -y por rebote más tarde- al público adulto.

Nube de etiquetas